Echeveria Peacockii o Desmetiana - Cuidados y Reproducción

Echeveria peacockii desmetiana adulta en jardin

La suculenta Echeveria Peacockii, también conocida como Echeveria Desmetiana o Echeveria Peacock, es una especie originaria de México, en el estado de Baja California Norte, y de Estados Unidos, en la parte sur del estado de California.

Destaca por ser una suculenta atractiva y fácil de cuidar que crece bien tanto en interiores como al aire libre, ideal para principiantes.

En esta guía te compartiré toda la información que necesitas saber sobre las características, cuidados y reproducción de la Echeveria Peacockii.

Índice

Características principales

  • Iluminación: de semisombra a pleno sol
  • Altura: crece hasta 20-30 cm de alto y 15-20 cm de ancho
  • Sustrato: drenaje rápido
  • Riego: normal a bajo
  • Temperatura mínima: 0°C
  • Reproducción: por semillas, retoños y esquejes de hojas o tallo
  • Origen: México (Baja California Norte) y Estados Unidos (California)

La Echeveria Peacockii es parte de la familia de las crasuláceas. Crece en forma de roseta con hojas gruesas y carnosas como la mayoría de las echeverias.

Si se cultiva en un lugar con buena iluminación, la Echeveria Desmetiana crece con hojas de color azul plateado y, a menudo, con las puntas rojas. Cuando se cultiva mayormente en semisombra, consigue un tono de azul más pálido y con poca o nula tonalidad roja en sus puntas.

View this post on Instagram

Una publicación compartida por 🌸𝓜𝓪𝓷𝓭𝓪𝓵𝓪𝓼 𝓝𝓪𝓽𝓾𝓻𝓪𝓵𝓮𝓼🍀 (@mandalas_naturales)

Es una suculenta de tamaño mediano pues su roseta llega a crecer hasta 20-30 cm de alto y 15-20 cm de ancho.

Durante la primavera y verano, produce flores de color naranja y rojo intenso, con algunas tonalidades amarillas en el centro. Las flores brotan de tallos largos y delgados que se extienden desde el centro de la roseta.

Cuidados de la Echeveria Peacockii

Iluminación

A la Echeveria Peacockii le encanta el sol y requiere de mucha iluminación para tener un crecimiento saludable. Se recomienda al menos 5 horas de sol directo o 7-8 horas de sol indirecto al día.

Cuando se cultiva en interiores se le debe dar la mayor cantidad de luz posible, ya sea en una ventana o muy cerca de un balcón o terraza.

Si se cultiva en exteriores, sobre todo en climas muy cálidos, lo recomendable es poner la Echeveria Peacockii en un lugar donde reciba sombra durante las horas de la tarde, cuando el sol está más intenso.

Banner para newsletter

Siempre recuerda que si en el vivero donde la compraste recibía luz filtrada bajo una malla sombra o algo similar, es importante que no la expongas a esta cantidad de horas de sol cuando la pongas en tu casa. Debes permitirle aclimatarse progresivamente, poco a poco hasta que se acostumbre.

Una vez que esté adaptada al sol directo por varias horas, puedes exponerla la cantidad normal de horas.

Riego

En cuanto al riego, la Echeveria Peacockii retiene mucha agua en sus hojas y tallos como la mayoría de las suculentas con hojas gruesas.

Por eso debes tener mucho cuidado con el riego de esta suculenta para evitar que se pudra. Debes esperar a que el sustrato esté completamente seco antes de volver a regarla. Nunca la riegues si el sustrato todavía está húmedo porque podría comenzar a pudrirse.

View this post on Instagram

Una publicación compartida por A Suculenteira (@a_suculenteira)

En lo personal, he visto que esta suculenta tiene buena tolerancia a la sequía, una razón extra para evitar regarla más de lo necesario.

Como un estándar para lugares sin climas extremos, una rutina de riego normal sería cada 7-10 días durante el verano, y cada 2-3 semanas durante el invierno. Sin embargo, siempre es importante revisar la humedad en el sustrato por encima de cualquier rutina.

Es importante aclarar que el riego se debe realizar sobre el sustrato y nunca en las hojas, ya que esto podría provocar hongos en la planta.

Si quieres intensificar el color azul de sus hojas, puedes dejarla pasar un poco de sed pero sin dejar que se deshidrate. Por ejemplo, si normalmente la riegas cada 9 días, puedes esperar un par de días más entre cada riego y esto hará que intensifique su color. A este proceso se le llama “estresar” a la planta.

Sustrato

La Echeveria Peacockii, como la mayoría de las suculentas, se adapta relativamente bien a cualquier sustrato siempre que permita un drenaje rápido para evitar encharcamientos.

El sustrato, además de tierra, debería incluir algo más poroso como grava o piedra volcánica. Con esto evitarás que retenga mucha agua y termine pudriéndose.

Adicionalmente, ayudará mucho tener la maceta con varios orificios para favorecer aún más el drenaje. Al ser poco tolerante a la humedad y al exceso de agua, hay que tener precaución en el cuidado de la Echeveria Desmetiana.

Temperatura

La temperatura ideal para un buen crecimiento y florecimiento de la Echeveria Peacockii es entre los 18 °C y los 28 °C. Sin embargo, puede mantenerse en buen estado con temperaturas más altas y bajas.

Puede estar por algunos días en temperaturas cercanas a los 5 °C sin dañarse. Incluso puede soportar bajas de hasta 0 °C pero no por mucho tiempo (máximo 1 o 2 días).

Si se expone a estas temperaturas tan bajas por más tiempo, lo más probable es que muera rápidamente.

View this post on Instagram

Una publicación compartida por Jacqueline Taylor (@succsatsunset)

Cómo reproducir la Echeveria Peacockii

La Echeveria Peacockii se puede reproducir o propagar por medio semillas, retoños y esquejes de hojas. La opción más común y efectiva es la reproducción por retoños o hijuelos, aunque esta ocurre de manera natural y no la puedes controlar más allá de cuidar bien a tu planta.

Algunas personas la reproducen por semillas durante primavera y verano, pero es un método que se utiliza poco porque es más complicado y toma más tiempo que los anteriores.

La ventaja de reproducirla por semillas es que se puede hacer en masa, ya que no te limitas a los esquejes o retoños que pueda generar tu suculenta.

Reproducción por hojas

Aunque es un proceso lento, la Echeveria Peacockii se puede reproducir bien a través de sus hojas cuando el método se hace correctamente y se dan los cuidados necesarios.

A continuación te explico paso a paso cómo reproducir la Echeveria Peacockii por hojas:

  1. Desprende la hoja: Debe quitar la hoja con mucho cuidado asegurándote de retirarla completa desde su base y no se quede ningún fragmento en el tallo. Lo más recomendable es que sea de las hojas de más abajo. Procura hacerlo como si la estuvieras girando – de izquierda a derecha y viceversa –, el margen de error es mucho menor que cuando simplemente la jalas con fuerza y en una sola dirección.
  2. Colócala en una maceta o recipiente: Coloca la hoja en una maceta o recipiente previamente desinfectados con alcohol. El sustrato debería tener por lo menos 4 centímetros de profundidad. Cuando pongas la hoja, colócala boca abajo para permitir que las raíces crezcan, que puedan penetrar debajo del sustrato y evitar que el sol les dé directamente.
  3. Pon la maceta en un lugar con luz indirecta: Aunque antes te mencioné que en su estado normal (planta completa) esta suculenta no tiene problemas con el sol directo, durante la reproducción por hojas no es recomendable exponerla, sobre todo en las primeras etapas de su crecimiento.
  4. Cubre las raíces y riega el sustrato: Cuando las raíces comiencen a crecer, hay que cubrirlas con sustrato y darle a la planta los cuidados normales: buena iluminación y riego cada que el sustrato esté seco.
  5. Si reprodujiste varias, trasplanta a macetas individuales: Con el paso del tiempo, la planta crecerá más hasta tener tallo y la hoja madre terminará por morirse y desprenderse. Una vez desprendida, si realizaste la propagación con varias hojas, será el momento de trasplantarla a una maceta individual pequeña para que continúe su crecimiento con más espacio. Si la propagaste sola, sólo retira la hoja madre para evitar plagas y continúa dándole los cuidados normales.

Nota: En caso de haber cortado mal la hoja y una parte de ella se haya quedado en el tallo, la reproducción no funcionará. Por lo tanto, deberás cortar otra hoja para reproducir y deshacerte de la que cortaste mal.

View this post on Instagram

Una publicación compartida por 🦄Hannah🦄 (@hansaysloveyourself)

Reproducción por semillas

Las semillas de la Echeveria Peacockii las puedes obtener comprándolas en alguna tienda especializada o de manera natural con la polinización de las flores de la planta.

Los pasos a seguir para reproducir la Echeveria Peacockii por semillas son:

  1. Prepara el sustrato: Debes preparar un sustrato drenante y esterilizarlo regándolo con agua hirviendo. Esto es para matar cualquier tipo de hongos o bacterias que pudiera tener.
  2. Colócalo en un recipiente con tapa: Una vez que el sustrato se haya enfriado, ponlo dentro de un recipiente, de preferencia transparente y que tenga tapa. Esto para simular el efecto invernadero y facilitar la germinación.
  3. Mézclalo con otro elemento menos denso: Como recomendación, mezcla el sustrato con pequeñas cantidades de algún otro elemento menos denso como aserrín, fibra de coco o cáscara de arroz. Esto para que el sustrato sea un poco más suelto y ligero. De esta manera facilitamos que las raíces puedan penetrar bien y crecer sin tanto esfuerzo.
  4. Pon las semillas y riega el sustrato regularmente: Ya con el sustrato listo, debes dejar caer (no enterrar) las semillas dentro de éste. Para lograr que germinen, las debes de mantener siempre bien hidratadas y con abundante iluminación filtrada, por ejemplo, al lado de una ventana. En este proceso debes evitar tenerlas al sol directo.
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por °·._.·𝕤𝕟𝕠𝕨𝒻𝓁𝑜𝓌𝑒𝓇·._.·° (@yukiinohanaa)

Nota: Es importante que el recipiente tenga agujeros debajo para evitar encharcamientos y al regar se debe hacer preferentemente con un atomizador.
Además, debes dejar el sustrato con al menos unos 3 o 4 cm de profundidad para que las raíces se puedan desarrollar correctamente.

Por lo general, las semillas germinan entre 1 y 2 semanas después y quedan listas para trasplantarse después de unos 2 o 3 meses.

Para facilitarte la reproducción por semillas de esta y cualquier otra suculenta, te recomiendo este [amazon link="B09D413J29" title="kit de bandejas de cultivo"] que es reutilizable, muy resistente y a un precio accesible:

[amazon box="B09D413J29" title="YAUNGEL Bandejas de Cultivo de Semillas, 10 Paquetes de 120 Células Propagadoras con Tapas Transparentes" description="• Material de 0.8mm de grosor
• Cada celda mide 3,7 x 3,7 x 5,5 cm
• Compatible con alfombra térmica y luz para plantas"]

Reproducción por retoños

Cuando tiene las condiciones y cuidados adecuados, la Echeveria Peacockii produce retoños ocasionalmente en su etapa adulta. Estos son pequeñas plantas completas que crecen en la base de la planta principal o planta madre.

Para reproducir la Echeveria Peacockii por retoños sigue estos pasos:

  1. Escoge los retoños: Procura elegir los retoños más maduros, que incluso ya tengan algunas raíces en el tallo. Estos son los retoños que podrás desprender más fácilmente y crecerán más rápido.
  2. Retira los retoños: Retíralos de la planta madre con mucho cuidado usando tijeras o cúter previamente desinfectados. Algunos retoños se podrán desprender con sólo girarlos suavemente. En cualquier caso, debes tener cuidado de no dañar las raíces.
  3. Siembra los retoños: Siémbralos en una maceta pequeña con sustrato universal para suculentas, una maceta para cada retoño. Para la mezcla de tu sustrato, recuerda seguir las recomendaciones mencionadas anteriormente.
  4. Riega el sustrato: Debes regar el sustrato generosamente y esperar hasta que esté completamente seco para volver a regar. Algunas personas recomiendan regar con un atomizador durante las primeras 2 o 3 semanas, sobre todo en los retoños que no tengan raíces.
View this post on Instagram

Una publicación compartida por Tien Hong (@tien.hong92)

La temporada ideal para trasplantar los retoños es durante la primavera porque es cuando crecen y se reproducen más rápido. Sin embargo, no es una regla ni significa que no puedas hacerlo en otra época, simplemente crecerán más lento.

Este método, al tratarse de pequeñas plantas completas, es muy efectivo y permite que la planta se adapte a su nuevo hogar rápidamente.

Si quieres utilizar herramientas especiales de jardinería para facilitarte la reproducción por retoños e incluso por esquejes, te recomiendo este [amazon link="B0749GX66T" title="kit de trasplante"] bastante completo, de buena calidad y barato en comparación con otros:

[amazon box="B0749GX66T" title="KINGLAKE 12 Piezas Kit de Herramientas de Mano para Transplantar Suculentas" description="• Diseño ergonómico con cabezas de hierro duraderas
• Perfecto como cavar, desyerbar, podar y regar
• Excelente para aflojar el suelo, sembrar y trasplantar"]

¿Qué te pareció la Echeveria Peacockii?

Como viste, la Echeveria Peacockii es una suculenta muy bonita y fácil de cuidar por su resistencia a la sequía y flexibilidad para crecer bien tanto en interiores como al aire libre. Sin duda, una excelente opción para aquellos que recién inician en el mundo de las suculentas.

Banner para newsletter

Si te ha gustado este artículo, no dudes en compartirlo en tus redes sociales con otros amantes de las suculentas. Nos hará mucha ilusión que llegue a más personas y les ayude a saber un poco más sobre los cuidados y reproducción de la Echeveria Desmetiana.

¡Un abrazo y lo mejor cuidando a tus plantas!

Recursos e imágenes:

Luis Camacho

Soy un apasionado de los viajes, el senderismo y la jardinería. En este blog quiero compartir los conocimientos que voy adquiriendo en el camino y ayudarte a sacar lo mejor de tus plantas.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
error: Content is protected !!