Clima Ideal para las Suculentas

Temperatura o clima ideal para las suculentas

No es fácil determinar la temperatura o el clima ideal para las suculentas habiendo tantas especies con distintas características y niveles de tolerancia.

Sin embargo, esta guía te servirá como un punto de partida para entender los puntos más importantes sobre clima y temperatura que debes saber al cultivar tus suculentas.

Te explico todo a continuación.

Índice

Temperatura ideal para las suculentas y efectos de la humedad

Al igual que con la exposición a la luz solar, las suculentas prefieren un punto medio cuando se trata del clima. Cualquier extremo, tanto frío como calor, pueden causarles daños irreversibles e incluso la muerte.

Por lo tanto, el clima ideal para las suculentas es templado con temperaturas de 16 a 27 °C.

Sin embargo, será durante periodos de varios días continuos con temperaturas entre los 22 y 27 °C cuando veas un crecimiento más activo en la mayoría de tus suculentas.

Adicional a lo anterior, hay que agregarle otro punto que influye bastante en el desarrollo de las suculentas, la humedad.

Clima para suculentas con humedad
Foto por @enchantedgardens

En lugares con bajas temperaturas suele haber poca humedad, por lo que el sustrato se seca más rápido y esto contribuye al crecimiento de las suculentas.

En algunos lugares con temperaturas altas y medias suele haber mucha humedad. Esto, sumado a la rutina de riego habitual, hará que tus suculentas estén en condiciones de humedad muy altas, lo cual puede ralentizar o impedir su crecimiento temporalmente.

Impacto de los climas extremos en las suculentas

Frío extremo

Algunas especies de suculentas poco resistentes a las heladas, cuando están expuestas a temperaturas por debajo de los 0 °C pueden llegar a congelarse.

El agua dentro de las células de la suculenta se congela, provocando que esas células se rompan y mueran. Cuando la temperatura cede y la planta se descongela, todas las partes que sufrieron daños se pudrirán o quedarán con cicatrices irreversibles, síntomas que desafortunadamente, pueden demorar varios días en notarse.

Suculentas en un clima de frio extremo con nieve
Foto por @sages_and_such

En estos casos, lo más recomendable es cortar las zonas afectadas con una tijera o cúter desinfectados y así evitar que la pudrición se propague por el resto de la planta.

Para evitar que tus suculentas sufran daños por bajas temperaturas intermitentes, lo mejor es moverlas dentro de casa temporalmente mientras la temperatura sube nuevamente. Otra opción es dejarlas afuera pero colocarles una manta térmica especial para plantas.

Si vives en un área donde las temperaturas bajo cero duran varios meses, lo más recomendable es tenerlas en casa durante todo el invierno, dentro de un invernadero con bastante luz natural o dentro de una terraza de cristal bien iluminada. Estos cuidados aplican sobre todo para aquellas especies con poca o nula resistencia a las heladas.

Banner para newsletter

Calor extremo

Las bajas temperaturas no son el único problema del cual preocuparse. Las altas temperaturas pueden causar los mismos daños si no se toman las debidas precauciones.

Cuando las temperaturas superan los 35 °C y las suculentas están expuestas a pleno sol, sus hojas pueden marchitarse o quemarse, el agua que hay dentro de sus hojas y tallos se puede vaporizar y sus raíces se pueden dañar gravemente.

Suculenta en un clima ideal para quemaduras
Foto por @my.0asis

Similar a lo sugerido para el frío, lo más recomendable es cortar las zonas afectadas con una tijera o cúter desinfectados para evitar la formación de hongos o incentivar la aparición de algunos tipos de plagas que se dan en estas condiciones.

Para evitar esto, lo más recomendable es colocar tus suculentas en un lugar donde les dé sombra, sobre todo durante las horas en las que el sol es más intenso, de 12 pm a 3 pm.

Excepciones a la regla

Cuando las suculentas se plantan directamente en el suelo, desarrollan un sistema de raíces capaz de resistir el calor y frío extremos mucho mejor que las suculentas que se plantan en macetas.

Esto es debido a que el suelo no es un buen conductor de calor o frío. Por el contrario, las macetas o recipientes comunes en los que se suelen colocar a las suculentas conducen fácilmente el calor y el frío. Esto provoca que las temperaturas extremas pasen fácilmente hacia las raíces de la planta causando los daños previamente mencionados.

Clima ideal para suculentas y su crecimiento
Foto por @suculentasypiedras

Como en todo, hay excepciones a la regla. Habiendo tantas especies de suculentas que se desarrollaron en lugares y climas muy variados, no es prudente generalizar.

Algunas suculentas, como la Graptopetalum Paraguayense, son capaces de soportar temperaturas muy por debajo de los 0 °C, y algunas pueden soportar temperaturas de hasta 38 a 40 °C, como la Graptosedum Bronze.

La mejor forma de saber si la suculenta que quieres comprar funciona bien en tu clima es viendo qué especies están creciendo con éxito otras personas de tu ciudad. Otra forma sería hacer una búsqueda rápida en Google, por ejemplo, “temperatura ideal para [nombre de la suculenta]” o “clima ideal para [nombre de la suculenta]”.

También puedes revisar todos nuestros análisis por especie en los que siempre encontrarás la temperatura ideal, y las temperaturas máxima y mínima que soporta cada suculenta que analizamos.

Conclusión

Como viste, un clima templado es lo ideal para el buen crecimiento de tus suculentas y, generalmente, no deberíamos cultivarlas en temperaturas por debajo de lo 0 °C y por arriba de los 35 °C, a excepción de aquellas especies que sean resistentes a climas por encima y debajo de este rango.

Sin embargo, hay variantes como la humedad, el suelo y la cantidad de exposición al sol que influyen en la forma que el clima y la temperatura afectan a tus suculentas.

Por eso es importante tomar en cuenta las características del lugar donde vives y saber la resistencia que tenga cada una de las especies que quieras cultivar. Con esto te evitarás muchos problemas y tendrás mejores resultados con tus suculentas.

Pero además del clima, existen otros factores que influyen en el sano crecimiento de estas plantas. Si quieres aprender más sobre estos cuidados, te recomiendo pasarte por nuestra guía definitiva de cómo cuidar a las suculentas.

Banner para newsletter

Si te ha gustado este artículo, no dudes en compartirlo en tus redes sociales con otros amantes de las suculentas. Nos hará mucha ilusión que llegue a más personas y les ayude a saber un poco más sobre el clima y la temperatura ideales para cultivar suculentas.

¡Un abrazo y lo mejor cuidando a tus plantas!

Recursos e imágenes:

Luis Camacho

Soy un apasionado de los viajes, el senderismo y la jardinería. En este blog quiero compartir los conocimientos que voy adquiriendo en el camino y ayudarte a sacar lo mejor de tus plantas.

También te puede interesar

  1. Emelina dice:

    Excelente, muchas gracias, yo estoy batallando con las mías.

    1. Luis Camacho dice:

      Hola Emelina, gracias a ti. Cualquier tema en el que te pueda ayudar me avisas y con gusto lo vemos. ¡Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
error: Content is protected !!