¿Cada cuánto se riegan las suculentas y cómo hacerlo?

Cada cuanto se riegan las suculentas

Recién te compraste o te regalaron una de estas lindas plantas pero te preguntas, ¿cada cuánto se riegan las suculentas?, ¿cómo regar las suculentas adecuadamente?, ¿cuáles son los errores más comunes que debería evitar? No te preocupes, has llegado al lugar correcto.

En este artículo, encontrarás la respuesta a todas estas preguntas tan importantes y aprenderás todas las herramientas que necesitas para cuidar tus suculentas de la mejor manera.

¡Vamos allá!

Índice

¿Cada cuánto se riegan las suculentas?

Las suculentas son plantas muy resistentes que se adaptan muy bien a condiciones de sequía. Sin embargo, aunque son tolerantes a la falta de agua, como cualquier otra planta necesitan de este líquido vital para prosperar. Pero es importante conocer cuándo regar las suculentas para evitar tanto el exceso de riego como la falta de agua.

¿Cuándo se riegan las suculentas en temporada de crecimiento?

Durante la temporada de crecimiento, que suele ser en la primavera y verano, es recomendable regar las suculentas una vez a la semana. Sin embargo, la frecuencia de riego puede variar dependiendo del clima y la humedad del aire. Además, es importante siempre revisar la humedad del sustrato antes de regar, y si está húmedo, esperar unos días más antes de regar nuevamente.

Cuando se riegan las suculentas debe hacerse en el sustrato
Foto por @sucstu

¿Cuándo se riegan las suculentas en temporada de descanso?

Durante la temporada de descanso, que suele ser en los meses fríos de otoño y el invierno, es recomendable regar las suculentas sólo una o dos veces al mes. En condiciones muy frías, es posible que las suculentas no necesiten ser regadas en absoluto durante este tiempo.

¿Cómo regar las suculentas correctamente?

Es importante no solo saber cuándo regar las suculentas, sino también cómo hacerlo de manera adecuada. Aquí te dejo algunos tips que me han servido para regar mis suculentas correctamente:

Riega en la base de la planta

Es importante regar en la base de la planta y no rociar agua sobre las hojas, ya que esto puede provocar la acumulación de humedad en las hojas y, a su vez, la aparición de hongos o moho.

Haz un riego abundante

Cuando riegues tus suculentas, hazlo con suficiente cantidad de agua para que penetre en todo el sustrato y alcance todas sus raíces. Esto ayudará a hidratar adecuadamente la planta y evitar que ciertas partes se sequen más rápido que otras.

Usa agua a temperatura ambiente

El agua a temperatura ambiente es más adecuada para las suculentas que el agua fría o caliente. Diferencias significativas en la temperatura del agua pueden causar un shock térmico en la planta y dañar sus hojas y raíces.

Como regar las suculentas con un dispensador de agua
Foto por @jobesorganics

Regar con agua clorada

También es importante evitar regar con agua clorada o con un alto contenido de sales, ya que esto puede dañar las raíces de la suculenta. En caso de que no tengas acceso a agua sin cloro, deja reposar el agua durante unos días antes de usarla para regar.

Permite que el sustrato se seque entre riegos

Es importante permitir que el sustrato se seque completamente antes de regar de nuevo, ya que las raíces de las suculentas necesitan tener un período de secado para poder respirar. Si el sustrato se mantiene húmedo por períodos prolongados, las raíces pueden pudrirse y la planta puede morir.

Errores al regar las suculentas - ¡evítalos!

Estos son algunos errores comunes al regar las suculentas que debes evitar:

Exceso de riego

El exceso de riego es uno de los errores más comunes al regar las suculentas. Esto puede ocurrir si riegas con demasiada frecuencia o si permites que el exceso de agua se acumule en la maceta o en el plato con el que suelen venir algunas macetas. El exceso de riego puede provocar la pudrición de las raíces y la muerte de la planta.

Riego irregular

El riego irregular también puede ser perjudicial para las suculentas. Las plantas necesitan una rutina estable de riego para mantener un crecimiento saludable y evitar la aparición de problemas.

Si riegas durante un largo periodo cada semana y luego dejas de regar durante varias semanas, esto puede causar mucho estrés en la planta y afectar su crecimiento.

Tampoco te preocupes si te pasas por uno o dos días. El problema es cuando la irregularidad se prolonga por más tiempo.

Usar un tamaño de maceta demasiado grande

Si usas un tamaño de maceta demasiado grande para tu suculenta, es posible que el sustrato tenga dificultades para secarse completamente entre riegos. Esto puede provocar un exceso de riego y la pudrición de las raíces.

Por eso es importante elegir un tamaño de maceta adecuado para la planta y chequear la humedad del sustrato antes de regar.

Regando suculenta con una botella de squeeze
Foto por @modernbotanique

¿Cuánta agua necesitan las suculentas?

La cantidad de agua que necesitan las suculentas varía según la especie, el clima y la época del año. Por eso, es importante que conozcas las necesidades específicas de la suculenta que tienes en tu jardín.

Sin embargo, en general, es mejor equivocarse en regar de menos que en regar demasiado. Como ya te mencioné, un exceso de agua puede causar daños irreparables en las raíces de la planta y, en algunos casos, incluso llevar a su muerte. Por eso es muy importante revisar la humedad del sustrato antes de regar y siempre hacerlo sólo cuando esté completamente seco.

A continuación, encontrarás una tabla con algunos ejemplos de cada cuánto regar las suculentas dependiendo de su especie o familia. Pero ten en cuenta que estos son sólo aproximados y puede ser necesario ajustarlos de acuerdo a las condiciones específicas del lugar donde vives.

EspecieFrecuencia de riego (en días)
Echeveria7-14
Cactus12-20
Aeonium7-14
Graptopetalum9-16
Sedum7-14
Kalanchoe7-14
Sanserveria10-18
Haworthia7-14

Como puedes ver, la cantidad de agua que necesitan las suculentas varía mucho, pero en general es mejor regarlas cada 1 o 2 semanas, dependiendo de la especie.

Además, no olvides tener en cuenta el clima y la estación del año, ya que puede ser necesario ajustar la frecuencia de riego de acuerdo a las condiciones ambientales.

Por ejemplo, durante los meses de verano, es probable que necesites regar con más frecuencia debido a la mayor evaporación del agua, mientras que durante los meses de invierno deberás regar con menor frecuencia por la mínima evaporación que ocurre debido a las bajas temperaturas.

Conclusión

En resumen, regar las suculentas con moderación y en los momentos adecuados es clave para mantener un crecimiento constante y saludable.

Además, no te olvides de investigar sobre la especie específica de suculenta que tienes y sus necesidades de riego particulares para tener una idea más clara y evitar los problemas antes mencionados. Con un poco de paciencia y práctica, tendrás tus suculentas en las mejores condiciones.

Banner para newsletter

Si te gustó este artículo, no dudes en compartirlo en tus redes sociales con otros amantes de las suculentas. Nos hará mucha ilusión que llegue a más personas y les ayude a saber un poco más sobre cómo y cada cuánto regar las suculentas.

Por último, si quieres aprender sobre otros cuidados necesarios para cultivarlas y tenerlas en las mejores condiciones, pásate por nuestra guía definitiva de cuidados para suculentas.

¡Un abrazo y lo mejor cuidando a tus plantas!

Luis Camacho

Soy un apasionado de los viajes, el senderismo y la jardinería. En este blog quiero compartir los conocimientos que voy adquiriendo en el camino y ayudarte a sacar lo mejor de tus plantas.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
error: Content is protected !!