Cactus Cerebro - Perfil, Cuidados y Reproducción

Cactus cerebro o Mammillaria Elongata Cristata

El cactus Mammillaria Elongata Cristata, comúnmente conocida como cactus cerebro, planta cerebro o suculenta cerebro, es una especie originaria de México, principalmente en los estados de Guanajuato, Hidalgo y Querétaro.

Es un cactus muy popular por su aspecto exótico que se asemeja a la forma de un cerebro o a varios gusanos o serpientes enrolladas. Además, su color entre verde claro, dorado y algunas tonalidades de amarillo lo hacen un ejemplar bastante llamativo para los amantes de los cactus y suculentas.

En esta guía aprenderás todo sobre las características, cuidados y reproducción de esta suculenta cerebro.

Índice

Características principales

  • Iluminación: pleno sol
  • Altura: crece hasta 10-15 cm de alto y 20-30 cm de ancho
  • Sustrato: drenaje rápido
  • Riego: normal a bajo
  • Temperatura mínima: -2 °C
  • Reproducción: por semillas y esquejes
  • Origen: México (Guanajuato, Hidalgo y Querétaro)
  • Nombres comunes: cactus cerebro, planta cerebro y suculenta cerebro

El cactus cerebro pertenece a la familia de las cactáceas y es una mutación rara del cactus Mammillaria Elongata.

Es un cactus de tamaño pequeño a mediano pues llega a crecer un máximo de 10 a 15 cm de alto y 20 a 30 cm de ancho.

Cactus cerebro en una calavera blanca
Foto por @oldpotsnewlife

Cuando ya es una planta adulta, durante la primavera y verano produce pequeñas flores de colores variados, principalmente rosa, amarillo o blanco. El tamaño promedio de estas flores es entre los 10 y 12 mm de diámetro.

Cuidados del cactus cerebro

Iluminación

Se recomienda tener al cactus cerebro en un lugar con exposición solar directa por al menos 3 a 4 horas al día para un crecimiento sano y continuo.

Si no te es posible por las condiciones de tu casa, también puedes tenerlo en interiores, pero con bastante iluminación indirecta. No es lo ideal, pero en la mayoría de los casos lograrás cultivar tu cactus cerebro sin mayores problemas.

Si te encuentras en un lugar con clima tropical, sobre todo durante el verano cuando las temperaturas suben bastante, lo recomendable es mantenerlo en semisombra en las horas centrales del día (12pm a 3pm), ya que un sol muy intenso en conjunto con altas temperaturas pudiera causarle quemaduras.

Riego

Para esta planta cerebro se recomienda un riego moderado y siempre esperar a que el sustrato esté completamente seco antes de volver a regar. Nunca lo riegues cuando el sustrato todavía está húmedo. Sigue siempre esta regla y nunca tendrás problemas con el riego de tu cactus.

La frecuencia de riego recomendada para la Mammillaria Elongata Cristata es la siguiente:

  • Cada 7 días en primavera y verano
  • Cada 12-14 días en otoño
  • Cada 3-4 semanas en invierno

Sin embargo, estos números pueden variar dependiendo de las condiciones del lugar en donde vivas. Por lo que siempre es mejor experimentar con tu cactus y adaptar tu rutina de riego a la frecuencia que te vaya pidiendo.

Nota: Si se tiene en exteriores o en un lugar en el que esté expuesto a la lluvia, hay que tener mucho cuidado durante el verano.
Lo mejor será resguardar tu cactus cerebro en interiores o dejarlo bajo un techo que lo proteja de la lluvia. Esto porque si el sustrato se mantiene húmedo por periodos prolongados —aún cuando el sustrato sea muy drenante—, puede causarle daños graves y hasta provocar su pudrición.

Banner para newsletter

Sustrato

Para el cactus cerebro se puede utilizar cualquier tipo de sustrato siempre que tenga un buen drenaje que evite encharcamientos.

Esto porque a los cactus se les pudren fácilmente las raíces, ya que tienen poca resistencia al exceso de humedad y la pudrición por ahogamiento es un problema muy común en ellos.

El sustrato, además de tierra, debería incluir algo más suelto o poroso como grava, piedra volcánica o corteza de árbol. Esto evitará que la planta retenga mucha agua y el sustrato se comprima demasiado evitando que sus raíces crezcan con facilidad.

En general, el sustrato promedio debería tener las siguientes proporciones:

  • 50% de sustrato universal con humus de lombriz
  • 30% de grava, piedra volcánica, corteza de árbol o una mezcla de todos
  • 15% de turba o perlita
  • 5% de arena de río
  • Opcional: Un poco de cáscara de huevo molida y carbón activo de acuario para prevenir la formación de hongos

Por supuesto, las proporciones de cada material pueden variar dependiendo de la temperatura y humedad del lugar donde vives.

Si no te es posible conseguir todos los materiales, no pasa nada. Lo importante es siempre mantener un mayor porcentaje de materiales inorgánicos para que sea un sustrato ventilado, ligero, con drenaje rápido y no muy alto en nutrientes.

  • Orgánicos: turba, fibra de coco, humus de lombriz, composta, etc.
  • Inorgánicos: grava, piedra volcánica, perlita, vermiculita, arena, etc.

Adicionalmente, es importante tener la maceta con varios orificios en la base para favorecer aún más el drenaje.

Planta cerebro sobre piedra volcanica
Foto por @buttercactus

Temperatura

La temperatura ideal para un crecimiento buen crecimiento y florecimiento del cactus cerebro es entre los 18 °C y 22 °C. Sin embargo, se adapta bien a temperaturas más altas y bajas.

En cuanto a su resistencia al frío, es una suculenta con tolerancia a heladas leves siempre que sean puntuales y de corta duración, por lo que no se recomienda exponerlo a temperaturas bajo cero por períodos muy prolongados.

Puede estar por algunos días en temperaturas cercanas a los 5 °C sin tener mayores problemas. Incluso, cuando el sustrato está seco, llega a soportar temperaturas de hasta -2 °C, pero no de forma prolongada (no más de 1 o 2 días). Si se expone a estas temperaturas por más tiempo, pudiera sufrir daños irreversibles e incluso morir.

Además, algunos ejemplares de esta planta cerebro han llegado a soportar temperaturas de hasta -6 °C. Sin embargo, estos niveles de resistencia sólo se dan cuando la planta logró adaptarse a estos climas de forma progresiva y sin variaciones abruptas. Así que no te recomiendo que lo utilices como tu parámetro mínimo.

En general, si vives en un lugar con temperaturas bajo cero constantes durante el invierno, lo más recomendable será ponerla en un invernadero o dentro de casa.

Abonado

Aunque no es estrictamente necesario, puedes abonar tu cactus cerebro para aportarle más nutrientes y mejorar la calidad del sustrato.

Te recomiendo principalmente materiales orgánicos y el calendario anual ideal sería algo similar a esto:

  • A finales del invierno: cáscara de huevo
  • Durante la primavera: cáscara de plátano o papa
  • Mediados del verano: fertilizante de humus de lombriz
  • Resto del año: dejar descansar a tu cactus sin ningún abono o fertilizante

Si te interesa saber más sobre este tema, te recomiendo echarle un vistazo a nuestra guía de fertilizantes para cactus y suculentas donde te lo explicamos más a detalle.

Mammillaria Elongata Cristata en maceta blanca
Foto por @cactusthelover

Plagas

El cactus cerebro es una planta bastante fuerte y en general es muy resistente contra las plagas, por lo que en la mayoría de los casos estará libre de estos bichos tan molestos.

Sin embargo, cuando recibe ataque de alguna plaga, por lo regular es la arañuela roja que se presenta sobre todo en condiciones de calor excesivo o sequía, y la cochinilla algodonosa que, por el contrario, ataca más cuando hay condiciones de mucha humedad.

Cómo reproducir la planta cerebro

La planta cerebro se puede reproducir o propagar por semillas y separación de esquejes. De estas, la opción más común y efectiva es la separación por esquejes.

Lo recomendable para ambas reproducciones es hacerlas durante la primavera y verano, cuando hay temperaturas más altas. Esto porque las semillas necesitan calor para romper latencia y poder germinar y los esquejes lo necesitan para sacar raíces más fácilmente.

A continuación, te explico cómo reproducir la Mammillaria Elongata Cristata por cada uno de estos métodos:

Reproducción por semillas

Aunque es un proceso más lento frente al de esquejes, la ventaja de este método es que se puede hacer en masa, ya que no te limitas a los esquejes que puedas separar de tu cactus.

Es por esto que, en el largo plazo, con el método por semillas puedes lograr reproducir tu cactus cerebro muchas veces más que con el método por esquejes.

Los pasos a seguir para reproducir esta planta cerebro por semillas son:

  1. Prepara el sustrato: Debes preparar un sustrato drenante y esterilizarlo regándolo con agua hirviendo. Esto es para matar cualquier tipo de hongos o bacterias que pudieran estar ahí. Las semillas de cactus son bastante pequeñas y débiles y estos hongos o bacterias podrían matar las semillas antes de que germinen.
  2. Colócalo en un recipiente con tapa: Una vez que el sustrato se haya enfriado, ponlo dentro de un recipiente de preferencia transparente y que tenga tapa. Esto para simular el efecto invernadero.
  3. Mézclalo con otro elemento menos denso: Como recomendación, mezcla el sustrato con pequeñas cantidades de algún otro elemento menos denso como aserrín, fibra de coco o cáscara de arroz. Esto para que el sustrato sea un poco más suelto y ligero. De esta manera facilitamos que las raíces puedan penetrar bien y crecer sin tanto esfuerzo.
  4. Pon las semillas y riega el sustrato regularmente: Ya con el sustrato listo, debes dejar caer (no enterrar) las semillas dentro de éste. Para lograr que germinen, las debes de mantener siempre bien hidratadas y con abundante iluminación filtrada, por ejemplo, al lado de una ventana. En este proceso debes evitar tenerlas al sol directo.

Nota: Es importante que el recipiente tenga agujeros para evitar el encharcamiento y el riego se debe hacer preferentemente con un atomizador.
Además, debes dejar el sustrato con al menos unos 3 o 4 cm de profundidad para que las raíces se puedan desarrollar correctamente.

Reproduccion por semillas de suculentas
Foto por @yukiinohanaa

Por lo general, las semillas germinan entre 1 y 2 semanas después y quedan listas para trasplantarse después de unos 2 o 3 meses.

Reproducción por separación de esquejes

Este método es el más efectivo para reproducir el cactus cerebro. Los esquejes, al tratarse de una parte desprendida del mismo cactus, suelen tener raíces o darlas en poco tiempo.

Sigue estos pasos para reproducir el cactus cerebro por separación de esquejes:

  1. Escoge el esqueje a separar: Elige una parte del cactus a separar que no sea muy pequeña. De preferencia, escoge una sección que se vea fácil de desprender sin dañar el cactus.
  2. Separa el esqueje: Una vez escogido, separa el esqueje con mucho cuidado utilizando tus manos (con guantes preferentemente) y, si fuera necesario, ayúdate de un cuchillo, tijeras o cutter previamente esterilizados con alcohol. Es importante que la separación o corte del esqueje sea lo más derecho posible para facilitar el proceso de cicatrización de la herida y una vez plantado en el sustrato pueda generar raíces más rápido.
  3. Deja secar la herida: Como la herida queda húmeda, es recomendable dejar secar el esqueje por 1 o 2 días hasta que se forme su callo. Para favorecer el proceso de cicatrización, puedes dejarlo en un lugar donde circule bien el aire, que no le dé el sol directo y que quede en posición vertical (colgando o sosteniéndose de algo),
  4. Pasa el esqueje a una maceta: Cuando ya esté cicatrizado el esqueje, pásalo a una maceta con sustrato y no lo riegues hasta 5 a 7 días después. Esto es para que el corte pueda seguir cicatrizando y salgan unas raíces más sanas y resistentes.
Esqueje de cactus cerebro en maceta
Foto por @cactusthelover

Después del primer riego, mantén la planta con los cuidados normales mencionados previamente.

¿Qué te pareció el cactus cerebro?

Como viste, el cactus cerebro es una suculenta bastante exótica con una forma poco común y colores brillantes que no te dejarán indiferente.

Además, por su resistencia a las plagas y tolerancia a la sequía, es cactus fácil de cuidar, por lo que es una buena opción incluso para principiantes.

Banner para newsletter

Si te ha gustado este artículo, no dudes en compartirlo en tus redes sociales con otros amantes de las suculentas. Nos hará mucha ilusión que llegue a más personas y les ayude a saber un poco más sobre los cuidados y reproducción de esta suculenta Mammillaria Elongata Cristata, el famoso cactus cerebro.

¡Un abrazo y lo mejor cuidando a tus plantas!

Recursos e imágenes:

Luis Camacho

Soy un apasionado de los viajes, el senderismo y la jardinería. En este blog quiero compartir los conocimientos que voy adquiriendo en el camino y ayudarte a sacar lo mejor de tus plantas.

También te puede interesar

  1. Rene Castellar Pérez dice:

    Muy bueno tu blog!

    1. Luis Camacho dice:

      ¡Muchas gracias René, saludos!

  2. Aleyda Echeverry dice:

    Excelente artículo, muy interesante 👌

    1. Luis Camacho dice:

      Gracias Aleyda, ¡saludos! 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
error: Content is protected !!